Caja Cantabria D.E.P.

Diegu S. G.
| 22.09.2014

Tras más de 116 años de historia Caja Cantabria, una de las instituciones más longevas y arraigadas en nuestra Comunidad Autónoma, desaparecía el pasado sábado, día 20 de septiembre, con motivo de su última Asamblea General. Tras fusionarse con varias cajas y privatizarse en Liberbank, la entidad ha aprobado constituirse en una Fundación Bancaria, que seguirá siendo gestionada por varios de los responsables de la entidad en los últimos años.

El ex-presidente Eduardo Zúñiga, ahora convertido en patrono de la Fundación Bancaria, ha señalado que es "un cambio" desde el punto de vista jurídico, ya que afectará a su estructura y órganos de gobierno, pero no a su funcionamiento, que será "igual". En cuanto a su estructura, Liberbank planea ya cerrar 32 oficinas en Cantabria, dentro del plan de “mejora de la eficiencia".

Luz verde al primer patronato de la Fundación

Elegido por la última Asamblea de Caja Cantabria a propuesta del Consejo de Administración, el Patronato ha sido aprobado "casi" por unanimidad, con sólo un voto en contra y una abstención. Estará formado por entidades "de larga tradición", representativas "de intereses colectivos", personas "independientes de reconocido prestigio profesional" y miembros "con conocimientos y experiencia financiera".

También se ha acordado la dotación fundacional de la Fundación, que será el edificio del Teatro Casyc de la calle Tantín. Sus fondos provendrán de los dividendos de Liberbank, por lo que estará "sin duda" supeditada a la marcha del banco, como ha reconocido Zúñiga.

El círculo de Podemos Santander pide que los patronos sean votados por los cántabros

La asamblea de Podemos Santander ha denunciado en un comunicado que la transformación de Caja Cantabria en fundación es una "nueva parodia del tripartito cántabro", que quiere "mantener su cuota de poder", defendiendo que sus cargos sean votados por los cántabros.

La formación ha opinado que la Fundación "no debe ser regida por quienes han llevado a la entidad a su situación actual". Ha censurado que incluso en la votación para la elección de los patronos cinco de sus miembros se votaron a sí mismos para continuar".

Podemos Santander ha abogado por una banca pública y ética "al servicio de las personas", expresando su rechazo a los "repartos de poder, las prebendas, los chanchullos y los pactos entre élites" que, a su juicio, el tripartidismo "defiende".

Los preferentistas entierran la Caja y exigen un cambio de denominación que "no manche el nombre de esta tierra"

La Plataforma de Afectados por las Participaciones Preferentes de Cantabria acudió el sábado a participar de un "sentido" funeral en honor a la entidad, que llegó a gestionar los ahorros del 90% de los cántabros y ahora ha desaparecido "víctima del saqueo" de políticos, empresarios (CEOE) y sindicalistas de CCOO y UGT, pero también de la gestión de "incompetentes directivos" como Zúñiga, que dirigirá la nueva Fundación. "Estaremos ante el mismo perro con distinto collar", denuncian.

La nueva entidad tiene previsto denominarse 'Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Santander y Cantabria', pero los preferentistas exigieron una vez más, que busque una denominación más adecuada para esta entidad primero absorvida, luego privatizada y ahora desaparecida, que deje de "manchar el nombre de esta tierra".

Territorio: