CastroVerde y ACPT impugnan los procesos de selección de desempleados

Diegu S.G.
| 03.02.2015

Se acercan las elecciones y el Gobierno autonómico ha puesto en marcha, con subvenciones de la Comunidad Europea, proyectos de fomento del empleo que contribuirán a maquillar temporal y precariamente las cifras del paro justo antes de los comicios. La selección está corriendo a cargo de las corporaciones municipales, primando aspectos subjetivos como la entrevista personal sobre criterios objetivos como la formación o la renta familiar. CastroVerde y la ACPT han impugnado el método selectivo de los ayuntamientos de Castro y Torrelavega. También la CNT de la capital del Asón-Agüera ha emitido una nota de prensa criticando duramente el proceso.

ACPT critica que algunos ayuntamientos se puntúe el estar empadronado

La Asamblea Ciudadana por Torrelavega, que votó a favor de los proyectos de contratación pese a "tener claro" que responden más a una "necesidad electoral" que a la sensibilidad con la situación crítica que atraviesan muchos vecinos, ha destacado en primer lugar que, con su único voto en contra, el resto de partidos ha acordado modificar el convenio laboral del Ayuntamiento para rebajar los salarios que cobrarán esos futuros trabajadores municipales.

En segundo lugar, han tachado de "línea roja" el que varios ayuntamientos cántabros (Santander, Astillero, Camargo, Piélagos) hayan puntuado el estar empadronado en el mismo. Se entiende la crítica en tanto que esto deja en situación de desventaja a los torrelaveguenses, pero no tanto la alusión a la Constitución o el Estatuto del empleado público para apoyar ésta, donde se señala que "el único requisito que se debe exigir de pertenencia es el de ser español". En cualquier caso, la situación de desventaja en que quedan los torrelaveguenses va a llevar a este partido a exigir la impugnación de todo proceso selectivo de personal que desde cualquier Ayuntamiento se esté llevando a cabo.

Finalmente, han denunciado que el PP ponga en manos de los alcaldes la decisión de quién entra y quién no en los ayuntamientos que gobiernan. En su opinión, se trata de una maniobra del PP para apuntalar el caciquismo existente en Cantabria, manteniendo una red de clientelismo "que tan buen resultado electoral le ha dado hasta el momento".

CastroVerde recoge el sentir de quienes se han visto discriminados por criterios de selección "injustos e ilógicos"

El partido verde ha puesto de relieve cómo la fase de concurso otorga 10 puntos, en aplicación de un supuesto criterio social, por no percibir ninguna prestación o subsidio de los Servicios Públicos de Empleo, asignándose también a personas que no perciben prestaciones ni subsidios precisamente por estar trabajando, lo que “pervierte el espíritu de la convocatoria, que está dirigida a desempleados”. Por ello, CastroVerde pide que se revisen los resultados.

Según CV, las bases de selección de beneficiarios deberían garantizar que accedieran a esos puestos aquellos que, además de cumplir unos conocimientos profesionales, estén sufriendo más social y familiarmente por su situación de desempleados. “Por equidad y justicia en el reparto de las subvenciones, debería procurarse que alcanzaran al mayor número posible de afectados, evitando la reiteración de concesiones en las mismas personas”.

Por último, el partido castreño ha recordado, como ya hiciera en anteriores convocatorias del mismo perfil, que las circunstancias familiares -y no sólo las personales- deben tenerse en cuenta a la hora de valorar los méritos de los aspirantes: número de personas a su cargo, posibles ingresos de otros miembros de la unidad familiar, etc. Señalan la "gravedad" de los fallos que se han cometido en los últimos años en este tipo de convocatorias, al tratarse de “un tema tan delicado como es el empleo”, e instan al equipo de gobierno del Ayuntamiento y al Gobierno de Cantabria mejorar la redacción de las bases y la aplicación de los criterios de selección, "para no cometer nuevos errores que incidan en un reparto desigual e injusto de los puestos de trabajo subvencionados con el dinero de todos”.

CNT-Castro: "Si estuviéramos un poco más despiertos,  ya debería habernos echado a la calle aunque no fuera más que para dejarles claro que no valen para lo que están"

El sindicato libertario ha sido especialmente crítico con el descenso de plazas (de las 160 convocadas inicialmente se ha pasado a 126) y el propio proceso: "convocan pruebas en la mayoría de los casos sin temario, cambian fechas cuando les place, modifican las bases y, finalmente, obligan a los aspirantes a elegir y tener que presentarse a una sola prueba, cuando en ningún punto de las bases referidas se aludía a nada semejante".

"Las cosas se podrían hacer mejor, pero nadie parece tener tiempo", señalan: "todos los años todo son prisas y carreras". En su opinión, "no cabe" que no se valore el tiempo que se lleva parado, la gente que se tiene a cargo y otras cuestiones añadidas, como si se tienen hipotecas, etc. Estos elementos sirven como muestra de que "no saben ni se enteran de la situación de los parados, de la tragedia que supone la pobreza". "Mejor poner las bases de siempre y que se peleen entre ellos", denuncian.

Territorio: