La empresa Nestor Martin en la que el Gobierno invirtió 1,5 millones, anuncia un ERE para toda su plantilla

Marcos M.R.
| 06.03.2014

La dirección de la fábrica de estufas localizada en Maliaño, Nestor Martin, en la que el Gobierno de Cantabria invirtió 1,5 millones de euros el pasado año, informó este martes al comité de empresa que están tramitando la preparación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que estaría vigente durante 4 meses, desde marzo hasta junio.

El ERE afectaría a los 93 empleados de la fábrica, que pasarían de trabajar a dos turnos a hacerlo en uno.

Desde la empresa se asegura que la plantilla participará en el diseño del ERE, justificando el mismo como un modo de adaptación a  la estacionalidad del mercado, que aglutina la mayoría de los pedidos en la segunda mitad del año. Por su parte, los empleados de la fábrica trasladan que la dirección les ha afirmado que sus puestos de trabajo están asegurados.

La empresa Nestor Martin se encuentra metida de lleno en un proceso de reorganización interna, tras el cierre de una de sus plantas en Bélgica, que estaba endeudada en más de 20 millones de euros.

El Gobierno de Cantabria, a través de Sodercan, aportó el año pasado 1,5 millones de euros a la empresa y entró a formar parte de su consejo de administración. Además, apoyó el inicio de esta empresa en Cantabria (que acogió a los trabajadores despedidos por Teka) con dos créditos del Instituto Cántabro de Finanzas por valor de diez millones de euros.

Ignacio Diego afirma no tener “margen de maniobra” en el ERE pese a los millones invertidos en la empresa

El presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, atribuyó el anuncio del ERE en Nestor Martin a lo “estacional” de la producción de la empresa, situándose así en la línea de la dirección de la misma, y aseveró que “quiere confiar” en que sea “temporal y bastante moderado”.

A pesar de la participación del Ejecutivo en la empresa, con 1,5 millones de euros aportados en sus inicios, más otros 10 millones de euros entregados en créditos y avales, el presidente autonómico afirmó no tener “margen de maniobra” en este ERE. Justificó estas declaraciones explicando que en las empresas privadas el Gobierno puede "ayudar a "capear" situaciones "complicadas" para que salgan adelante y asegurar el trabajo, pero no gestionarlas: "la gestión siempre ha de ser una gestión privada".

[Imagen extraída de noticiasdecamargo.es]

Territorio: