El encierro en SNIACE, última intentona por salvar los puestos de trabajo

Daniel L.
| 17.04.2014

Unos 200 trabajadores se han encerrado desde el pasado miércoles en las instalaciones de la fábrica SNIACE como medida de presión para que los administradores concursales aplacen el juicio que se celebrará el próximo 22 de abril en la Audiencia Nacional. En este juicio se decidirá si el despido de 533 trabajadores en septiembre de 2013, se ajustó a la legalidad.

El aplazamiento permitiría al Comité de Empresa ganar tiempo para intentar una nueva negociación, que ya no tendría sentido de celebrarse el mencionado juicio. Los trabajadores consideran que no se podría negociar ni habría “vuelta atrás”, tanto si la sentencia fuera favorable a la empresa, en cuyo caso los trabajadores estarían definitivamente despedidos, como si la sentencia fuera favorable a la plantilla, en cuyo caso SNIACE se vería abocada la liquidación al tener que pagar indemnizaciones por valor de 30 millones euros. 

Además, según señalan los administradores concursales, la aprobación de la nueva reforma energética por parte del gobierno de Rajoy acaba con las posibilidades de continuidad de SNIACE y coloca a la empresa en una situación “inviable”.

Para el lunes 21 de abril hay convocada una nueva movilización de apoyo a los trabajadores de SNIACE que partirá a las 19:30 de la Plaza Mayor de Torlavega para dirigirse a la fábrica. La manifestación ha sido convocada por CCOO, UGT y el Sindicato Unitario de Cantabria.

Territorio: