El gasto medio de los hogares cántabros decreció un 6,25% en 2013

Adrián G. Gómez
| 17.06.2014

El gasto medio de consumo en los hogares de Cantabria disminuyó un 6,25% en 2013 respecto al año anterior, según las estadísticas que publica el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) extraídas de la Encuesta de Presupuestos Familiares. Estos gastos se refieren al flujo monetario que dedican las familias para pagar necesidades básicas como la vivienda, sanidad, enseñanza o alimentación y otros bienes de consumo accesorios.

Según los datos del ICANE, el gasto medio de los hogares cántabros es de 27.110 euros, lo cual supone la continuación de una tendencia negativa que comenzó en 2009. De esta cifra, el 33,49% está destinado a gastos de vivienda, gas, electricidad, agua y otros combustibles. La alimentación supone un desembolso del 12,80% del presupuesto y el gasto en transportes un 12,51%.

Por grupo de gasto se observa que el consumo ha descendido prácticamente en todos los casos, con excepción de la Enseñanza (con un crecimiento del 10,41%), Otros bienes y servicios (1,61%) y Ocio, espectáculos y cultura (0,24%). El resto de grupos han caído, destacando un importante descenso en Transportes (-19,89%) y Artículos de vestir y calzado (-16,94%). Otros de los grupos más afectados han sido el de Mobiliario, equipamiento de hogar y gastos corrientes de conservación de la vivienda (-9,58%) y el de las Bebidas alcohólicas, tabaco y narcóticos (-8,71%).

Otra información destacable es que el gasto medio anual por persona es de 11.064 euros, lo cual aporta pistas acerca del salario medio de los cántabros. 

¿Cómo son los hogares que más gastan y cómo los que menos?

El gasto medio por hogar más elevado se da en hogares en los que el sustentador principal tiene entre 45 y 64 años, un nivel de formación superior y trabaja como empresario, técnico o profesional. Por su parte, los de menor gasto son aquellos en los que el principal sustentador tiene 65 años o más, por tanto inactivos, y con un nivel máximo de estudios de primer grado.

De acuerdo con la composición familiar del hogar, el gasto más elevado está en aquellos que cuentan con cuatro o más miembros y ninguno de ellos es menor, seguido de los que están formados por un adulto o una pareja con al menos un hijo menor de edad. Los que realizan un gasto menor son los hogares de personas mayores de 65 años, ya sean unipersonales o con una pareja.

A pesar de estos matices, la caída del gasto es generalizada en todos los hogares independientemente de su composición.

Territorio: