Altamira volverá a abrir sus puertas tras doce años de clausura

Carmen T.
| 20.01.2014

El Patronato de Altamira anunció el pasado sábado que "la Capilla Sixtina del arte rupestre" volverá a recibir visitantes por primera vez desde que se clausurara en 2002 por el deterioro que sufrían las pinturas. La reapertura, sin embargo, no es definitiva sino que tiene un carácter experimental. Durante ocho meses (hasta agosto), una vez por semana, cinco visitantes elegidos al azar más un guía accederán a la cavidad y se estudiará el impacto, que pudiera ser irreversible, que su presencia cause en las pinturas. Una vez finalizado este período se decidirá si reabrir Altamira definitivamente o si, por el contrario, es mejor cerrarla de nuevo.

Esta controvertida decisión ha reabierto un debate que existe desde hace años: ¿es posible acercar el arte de Altamira al público sin destruirlo? ¿Para eso no se hizo una réplica? El objetivo de esta reapertura restringida es el de encontrar un equilibrio entre la adecuada conservación del patrimonio y el disfrute popular de esta obra de arte, pero numerosos expertos en la materia dudan de si será posible hallar un punto medio.

Ya en 2010 se anunció que Altamira reabriría sus puertas, momento en el que el entonces presidente del gobierno autonómico, Miguel Ángel Revilla, manifestó abiertamente su deseo de explotar el atractivo turístico de este patrimonio histórico. Sin embargo, el Patronato del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira terminó negándose a la reapertura, dada la alta probabilidad de que la presencia de visitantes deteriorase las pinturas.

Numerosos investigadores se han opuesto a que el público pueda acceder al yacimiento

Ángel Armendáriz Gutiérrez, profesor de Prehistoria de la Universidad de Cantabria e investigador del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, afirmó hace ya más de un año que la presencia de visitantes en Altamira ocasionaría daños irreparables, ya que incluso la respiración humana provoca corrosión en las rocas: “Tal vez en el futuro existan los medios para acabar con las colonias de hongos y bacterias sin dañar las pinturas y la cueva pueda abrirse de nuevo pero, si nos la cargamos ahora, ni siquiera eso será posible”. En su opinión, reabrir Altamira respondería a intereses político-económicos. Aunque sus declaraciones son muy anteriores a la noticia de esta inminente reapertura, la situación de peligro en que se encuentran las obras no ha cambiado.

Las pinturas de Altamira son un exponente importantísimo del arte rupestre en Cantabria y en el mundo, si bien no el único de nuestro territorio. Junto con Altamira, destaca especialmente la cueva de El Castillu, hogar del arte paleolítico más antiguo que se conoce, con un mínimo de 40.800 años de antigüedad. Las muestras de pinturas prehistóricas que se han ido hallando en Cantabria están distribuidas en un total de casi sesenta cuevas diferentes, de las cuales siete eran visitables hasta ahora. 

Territorio: 

Comentarios

Revilla quiere dejar entrar a

+1
0
-1

Revilla quiere dejar entrar a Obama.
Dos informes del CSIC dicen que es una chorrada.
Los recortes del PP diezman el CSIC (no es mi objeto de adoración, ni mucho menos, por otra parte).
Nuevo informe del CSIC (¿¿¿???) dice que aquí no ha pasado nada, circulen, y no olviden hacerse una foto con el bisonte.

Todavía tienen los huevos de decirnos que es "experimental". Ahora los experimentos se hacen con turistas, vaya.