CastroVerde considera “inaceptable” la presión de Bankia sobre las protestas por las Preferentes

Diegu S. G.
| 31.03.2014

CastroVerde ha emitido un comunicado para criticar públicamente la presión que Bankia está ejerciendo contra el grupo de personas afectadas por las participaciones preferentes que está llevando a cabo una protesta desde hace más de 50 días en la sucursal castreña de esta entidad financiera. “No entendemos que, ante reclamaciones totalmente legítimas, se opte por el acoso a estas personas y no por  abrir una puerta a la negociación, que es lo que piden”.

La tensión es creciente y está llegando en estos días a “límites intolerables”

El colectivo se concentra todas las mañanas, de 10 a 13 horas, frente a la oficina de la avenida de la Constitución, para lo cual cuentan con un permiso de la Delegación de Gobierno. También pasan mucho
tiempo dentro de la sucursal, donde desarrollan la acción de protesta del céntimo solidario, que consiste en hacer muchas y pequeñas operaciones en favor de ONGs y entidades sociales con el fin de llamar la atención de la entidad y sus clientes sobre su situación.

Frente a una protesta legítima y pacífica de paisanos que solo pretenden recuperar su dinero, Bankia reaccionó poniendo un vigilante de seguridad en la oficina, con el que los miembros de la plataforma
reconocen no haber tenido problemas. No obstante, es una más de las “medidas intimidatorias” que CastroVerde critica, como lo es hacer fotos de los afectados cuando colocan los carteles y pancartas para protestar o llamar a la Guardia Civil para identificar a estas personas. CV reclama a Bankia, una "entidad rescatada con dinero público, que abandone esta actitud y adopte una postura "más dialogante”.

También se han utilizado otros métodos para intentar coaccionar a los afectados, retirando las sillas en las que se sentaban las personas más mayores y subiendo el termostato hasta 35-40 grados. Además, Bankia no permite que se hagan fotografías dentro de la oficina, si bien sus empleados sí han hecho fotos a los afectados. En los últimos días, la tensión ha aumentado y los empleados de la entidad financiera han llamado en varias ocasiones a la Guardia Civil para identificar a los concentrados, seguramente con la intención de denunciarles, “criminalizando unas acciones cuya única intención es reclamar justicia”, denuncian desde CastroVerde.

Territorio: