El juez abre el camino legal para desalojar a Amparo en cuestión de días

Briega
| 20.01.2015

Amparo es una vecina de la Vaguada Las Llamas que lleva luchando meses contra el derribo de la casa que construyó con sus manos y junto a su marido hace décadas. La razón por la cual el Ayuntamiento de Santander pretende derribar su hogar, allí donde tiene su arraigo y la facilidad de visitar a su familia cotidianamente, es la construcción de un vial cuyas obras, a día de hoy, llevan un avance notorio. El juez encargado del caso ha dado vía libre para desalojar a esta persona y poder continuar con la carretera.

La casa de Amparo es a día de hoy una barricada literal en medio del boceto de un vial que ya ha desalojado a una familia de 8 personas, que ha acabado con frutales de fincas aledañas, que ha sepultado un manantial con un pasado incalculable, que ha complicado la vida de los vecinos que tienen su ganado en la zona, que ha derribado árboles con un valor no calculable para el PGOU (Plan General de Ordenación Urbanística), y que pretende echar a una vecina con total impunidad. Una vecina que en todo momento ha decidido defender lo que es suyo y pedir apoyo para ello.

Aunque supuestamente Amparo y su familia pueden presentar una alegación en el plazo de 15 días desde el decreto de desalojo, el Ayuntamiento puede pedir la ejecución provisional del auto judicial para no retrasar más la ejecución. Es decir, nada garantiza que en los próximos días se respete ese plazo. Por ello, es en estos momentos cuando la familia tiene que decidir qué hacer y las personas solidarias cómo acompañar toda esta situación.

[Información extraída de Briega]

Territorio: