LIBRES denuncia la criminalización y el silencio mediático que ha pesado sobre el 22M

Adrián G. Gómez
| 24.03.2014

La Asamblea Cántabra por las Libertades y contra la Represión (LIBRES) ha denunciado en una nota de prensa la criminalización que han realizado los medios sobre la pasada jornada del 22 de marzo, y señala “la gravedad del silencio mediático, que incluye la absoluta negación de la realidad por parte de algunos medios regionales que obviaron la participación de, al menos, medio millar de cántabros en esta movilización sin precedentes”.

Así mismo, el colectivo quiere alertar sobre lo que parece ser una “aceleración en la escalada represiva, hecha explícita en las declaraciones del ministro del interior y de Cristina Cifuentes tras el 22M”, y reconocida en las cargas que continuaron el domingo en diferentes actos que reclamaban la libertad de los detenidos, así como en la prohibición de la convocatoria hecha por las Marchas de Rodea La Bolsa previamente autorizada para ayer.

LIBRES considera que “la transmisión casi en directo de la muerte de Adolfo Suárez, protagonista junto a Juan Carlos de Borbón del agónico régimen del 78, ha sido la disculpa de esta vez para ocultar la protesta social, primero, y la represión y criminalización, después”.

Violencia y encapuchados

La asamblea cántabra ha apoyado a la Coordinación de las Marchas en su visión sobre los incidentes ocurridos, ratificando que “dos o tres encapuchados, ajenos a la manifestación, que fue absolutamente masiva y pacífica, tiraron unos petardos cerca del cordón policial que protegía la sede del PP con el fin de provocar a la policía”. Según esto, la policía comenzó a cargar contra todos los manifestantes tras esto en un ejercicio de “inaudita irresponsabilidad profesional”.

Por último, se lamentan de que se haya “criminalizado a todo un movimiento diverso y plural”, pues evidentemente, no todos los participantes estuvieron implicados en los actos violentos.

Territorio: