La Plataforma de Afectados por las Preferentes, "amordazada" por Liberbank

Carmen T.
| 14.03.2014

Más de cien Afectados por las Preferentes de Cantabria han participado en una concentración de apoyo a un integrante de la Plataforma que había sido denunciado por Liberbank. La acción tuvo lugar el pasado jueves día 13 ante la oficina de Caja Cantabria sita en la Avenida de España en Torlavega, frente a los Juzgados, donde ese mismo día tenía lugar el juicio al Afectado. Amordazados con cintas de plástico con el logo de la entidad bancaria, los participantes denunciaron al mismo tiempo las políticas “intimidatorias” y “de acoso”que ejercen sobre ellos Caja Cantabria y el banco en el que se integra.Los participantes en la concentración permanecieron amordazados durante cerca de dos horas y media, hasta que finalizó el juicio al acusado. Durante la protesta se portaron camisetas, pancartas y carteles con mensajes de apoyo a la víctima y de denuncia a las políticas abusivas y estafadoras de Liberbank.

La persona denunciada había participado como ‘Carbonero Real’ en una concentración organizada por la Plataforma de Afectados por las Preferentes con motivo de la festividad de los Reyes Magos, encargándose de llevar carbón a directivos y empleados de varias oficinas de Caja Cantabria (Liberbank) y Caja Madrid (Bankia). El colectivo, que no es la primera vez que tiene que hacer frente a una situación similar, ha calificado la denuncia de “absurda” y acusa a Manuel Menéndez y otros directivos de Liberbank de querer amedrentar a los manifestantes y acallar las protestas, procurando además “presentarse ante la sociedad como las víctimas, cuando han sido los verdugos”. Por último, han manifestado también su indignación ante el “despilfarro” de recursos públicos que supone “presentar denuncias sin sentido”.

Los miembros de la Plataforma de Afectados por las Preferentes afirman que la represión a la que están siendo sometidos no logrará callarles, “sino todo lo contrario”, y animan a todas las personas estafadas a que acudan a los juzgados. Su intención es continuar haciéndose oír como hasta ahora, “protestando en la calle, recurriendo a las instancias correspondientes y en los juzgados”, hasta que las víctimas recuperen su dinero y los responsables “paguen por el daño económico y moral ocasionado”.

Territorio: