Redadas racistas en Torrelavega por orden de Europa

Adrián G. Gómez
| 15.10.2014

Durante estos días se han dado numerosas identificaciones en Torlavega exclusivamente por motivos raciales. Estas redadas racistas responden a la operación policial europea Mos Maiorum contra las migraciones clandestinas, aprobada el pasado 10 de julio por el Consejo Europeo a instancias de la presidencia italiana. Está previsto que se desarrolle hasta el próximo 26 de octubre y durante este tiempo, la policía tendrá la orden de detener a migrantes en situación irregular e interrogarles para “obtener información relevante con fines de investigación e inteligencia”.

Para lograr este objetivo, las fuerzas policiales están parando a cualquier persona migrante para identificarla, lo cual desacata una circular emitida por la Dirección General de Policía en 2012 en la que se prohíben redadas indiscriminadas e identificaciones basadas en criterios étnicos. Permanecer en un país de forma ilegal (sin papeles) es una falta administrativa, por lo que la persecución a personas migrantes es totalmente ilegítimo, ya que no han cometido ningún delito. 

En el barrio de La Inmobiliaria, en la capital del Besaya, se han dado numerosas identificaciones durante todo el día de ayer. Un vecino de la zona ha explicado que varios furgones de la Policía Nacional han estado “parando a todas las personas migrantes que pasaban por la zona”. Las redadas están produciéndose “a plena luz del día”, con las calles repletas de gente, lo cual, explica el vecino, “descarta la excusa usada por la policía de la falta de seguridad en La Inmobiliaria”. 

La Asamblea Antifascista de Cantabria ha mostrado su absoluto rechazo a este tipo de prácticas y ha explicado que estas redadas son “consecuencia de la actual situación económica”. Por culpa de ella, ha explicado a EnfoCant uno de sus miembros, muchas de las personas migrantes que fueron necesitadas como mano de obra para el Estado español ya "no hacen falta", dada la desastrosa situación laboral actual, y por ello “quieren ahora expulsarlas”, de forma injusta y atentando contra la igualdad y la justicia social.

[Imagen extraída de creacioneseltuerto.blogspot.com.es/]

Territorio: 

Comentarios

En estos  últimos días he

+1
0
-1

En estos  últimos días he presenciado un acoso tremendo por parte de las FUERZAS DEL ESTADO (POLICÍA), en mi barrio de La inmobiliaria. Parando indiscriminadamente a todas las personas con aspecto extranjero que circulan por la calle, a veces chicos pequeños... alardeando de luces, uniformes, autoridad... sin ni siquiera presentar sus credenciales. La operación MOS MAIORUM ha COMENZADO EN LA inmobiliaria de TORRELAVEGA?... 

Estupendo que vengan

+1
0
-1

Estupendo que vengan inmigrantes, pero con sus papeles en regla. Basta de moralla que vive gratis de subenciones y ongs. Soy racista ??? Si y mucho porque parece que me quitan mis derechos para darselos a ellos.

El Consejo  Europeo  ha

+1
0
-1

El Consejo  Europeo  ha puesto en marcha un operativo policial al que ha denominado Mos Maiorum. Su supuesto objetivo, es  “recopilar  información  relevante  con  el  fin  de  investigar  y  desarticular  grupos  del  crimen  organizado”. España ha confirmado su participación en este operativo sin apenas dar información ni señalar los procedimientos que llevará a cabo. Esto supondrá un notable aumento de las detenciones, interrogatorios y expulsiones de miles de personas migrantes . La operación comenzó el pasado 13 de octubre y concluirá el próximo domingo 26. Este tipo de acciones implementadas desde la UE, amparan la realización de identificaciones y detenciones en base a los rasgos o el color de la piel, excusándose en la recogida de datos sobre personas en situación irregular que supuestamente puedan pertenecer a redes mafiosas o ser víctimas de las mismas. Italia es el país impulsor. Llama la atención la doble moral y la hipocresía del gobierno de este país si recordamos que hace tan solo unos meses, varios altos cargos europeos y el primer ministro italiano, se retrataron en Lampedusa junto a los cientos de ataúdes que contenían los cadáveres de personas abandonadas a su suerte frente a las costas italianas. A la vista de los acontecimientos, ahora entendemos lo que el estado italiano quería decir cuando hablaba de tomar medidas frente a este drama. Una actitud paradójica en un país del que salieron durante los siglos XIX y XX varios millones de personas en dirección a otros continentes y a países en los que no pocas veces fueron recibidos con distancia cuando no hostilidad.

El pasado lunes 13 de octubre, se inició una operación policial en el Barrio de la Inmobiliaria de Torrelavega, el mismo día en que la operación Mos Maiorum se ponía en marcha. Casualmente, el barrio de la Inmobiliaria es el que mayor número de población inmigrante tiene. Se trata de un barrio obrero que durante los últimos años se ha visto relegado por la administración local y en el cual apenas ha habido inversión alguna que mejore su situación. Las grandes promesas electorales en las que se prometía una revitalización del barrio, han terminado en lavados de cara, mas bien de fachada y los problemas del barrio continúan. Dado que en él se encuentra el Centro para Inmigrantes y Refugiados de la Cruz Roja y que algunas inmobiliarias han hecho negocio alquilando pisos en pésimas condiciones, parte de las personas inmigrantes que han llegado a Torrelavega han decidido establecerse en este barrio. El lunes, un despliegue policial sin precedentes e ininterrumpido en el que participaron numerosos efectivos trasladados desde Santander, se centró en la petición de documentación a personas del colectivo migrante, procediendo en caso de carecer de ella, a su detención y traslado  a comisaría. Los controles aleatorios fueron generalizados y se establecieron además dispositivos  de control estables frente al edifico de la Cruz Roja, La Campa (espacio intercultural de Cáritas) y la OMI (Oficina municipal de interculturalidad). Hace unas semanas, tuvo lugar una asamblea vecinal  en este mismo barrio, en la que algunos vecinos exigieron a las autoridades que aumentara la vigilancia policial.  Es bien conocida la existencia de varios focos problemáticos  endémicos que se han enquistado progresivamente sin que desde instancias oficiales se hayan tomado medidas resolutivas. Los vecinos piensan que esta operación es fruto de sus reclamaciones, pero es previsible que a partir del día 26 vean como este aparatoso despliegue desaparece tras extenderse además en los últimos días, a otros barrios. Se genera así  una imagen de la población inmigrante asociada a la delincuencia y se alimenta un proceso de  criminalización. Hay que recordar que el mero hecho de estar en un país de forma ilegal, no es un delito, constituye una falta administrativa. También han sido identificados y registrados algunos vecinos y viandantes "autóctonos" pero el hecho de que esta operación se haya llevado a cabo en el barrio con mayor número de población inmigrante  y justo en los lugares destinados a apoyar e integrar a la la población migrante, deja en entre dicho otras razones.

Muchos vecinos de Torrelavega están viendo vulnerados de forma sistemática sus derechos más básicos. El temor a ser detenidos por la policía les impide llevar a cabo los actos más cotidianos. Se ven forzados a recluirse en sus casas y a ser señalados por sus vecinos como si fueran delincuentes. Esta situación está haciendo  aflorar comportamientos xenófobos al ver la confirmado que la actuación policial se dirigide fundamentalmente contra la población inmigrante. Si la administradión no toma cartas en el asunto, el deterioro de la convivencia irá en aumento. Cada vez se hace más necesario y urgente tomar medidas y trabajar conjuntamente desde el ámbito local, para mejorar la convivencia en el barrio y luchar de forma conjunta por la mejora del mismo.  Nunca la represión y la persecución de un colectivo sirvió para solucionar problemas sociales, es más, toda esta operación no es más que una escenificación a pie de calle para que la gente piense que el "enemigo" está bajo control. En la actualidad estamos viviendo una situación en la que los abuelos que emigraron están viendo como sus nietos emigran, repitiendo su experiencia vital. Muchos de ellos sufrieron terribles penurias y falta de incomprensión por parte de la sociedad de acogida, no lo olvidemos y no seamos insolidarios.