Activistas antifracking encuentran el Pas "contaminado y sin cauce ecológico"

Diegu S. G.
| 15.09.2014

Dos pozas contaminadas en un río Pas sin cauce ecológico. Esto fue lo que se encontraron los participantes en "Toma el Río", una de las actividades de la 3ª Acampada contra la fractura hidráulica en Cantabria celebrada el pasado 12 y 13 de septiembre en el pueblo de Samartín de Toranzu, localidad afectada directamente por uno de los permisos de fracking.

Los activistas contra el fracking que participaron en la Acampada "tomaron" el río Pas junto a los voluntarios del 'Proyecto Ríos' de la Red Cambera. Lo que no se esperaban es que se iban a encontrar en un estado "tan deplorable" este río, uno de los más importantes de Cantabria y del que se abastece de agua la capital. Lo primero fue encontrar un río que no tenía ni tan siquiera el cauce ecológico que exige la Ley, completamente seco.

Entonces se desplazaron un poco más abajo, hacia el municipio de Corvera de Toranzu, donde encontraron dos pozas contaminadas, una procedente de un vertido de aguas fecales en la parte izquierda del río y la otra relacionada con un vertido de la industria maderera que lleva años instalada. Tras analizar su agua descubrieron que no existía vida en ella, ni tan siquiera de microinvertebrados (larvas de insectos que depositan sus huevos en el agua).

La acampada contó con poca gente pero sirvió para informar a los vecinos

La 3ª Acampada contra la fractura hidráulica en Cantabria transcurrió con la asistencia de poca gente, pero aún así los organizadores la de La Patrulla Ambiental del Pas la consideran "un éxito", porque facilitó que vecinos del pueblo acudieran a informarse de la situación en la que se encuentran los permisos y los logros que se han conseguido en la Comunidad gracias a las movilizaciones sociales. Por la noche, el cantante Paolo Latrónica amenizó con su música la acampada.

Territorio: 

Comentarios

Gracias por informar sobre la

+1
0
-1

Gracias por informar sobre la realidad. Está jodido encontrar quien lo haga con un mínimo de honestidad y veracidad. ¿Tienen que ser ciudadanos los que "descubran" algo tan elemental en uno de los principales ríos cántabros? La Cantabria del atraso sigue viento en popa. Realmente repugnante que tanto sueldo a estómagos agradecidos y funcionariados no sirva ni para lo más elemental. Felicidades a los cuerpos, instituciones y gobernantes retratados.