Vecinos y ecologistas denuncian el atentado paisajístico que supone el Parque Litoral Norte

Adrián G. Gómez
| 07.10.2014

El pasado lunes se celebró una asamblea en Cueto con el objetivo de mostrar rechazo y frenar las obras del Parque Litoral Norte, un proyecto de ordenación de la costa con una calidad y modelo de participación a las que tiene habituada a su población el Ayuntamiento de Santander. En ella participaron diferentes asociaciones vecinales y colectivos ecologistas que no dudaron en calificar el plan como una “catástrofe” que está alterando irremediablemente la “única zona virgen de Santander”.

Las obras llevadas a cabo, por el momento, han consistido en la colocación de postes verticales de madera con tablas horizontales a modo de valla para delimitar la senda por ambos costados, eliminando, como explica la asamblea, su naturalidad y el paisaje diáfano y sin parapetos, que suponen “uno de los mayores atractivos del recorrido”. 

Además del “derroche de dinero” que suponen las obras, rocas milenarias que están junto al Panteón del Inglés están siendo agujereadas para colocar postes para futuras vallas y morios tradicionales se están destinando como relleno de las pasarelas. 

Por esto, el conjunto de participantes de la asamblea No al Parque Litoral Norte, que cuenta ya con más de 1500 seguidores en Facebook, no ha dudado en abrir una petición al Consejero de Medio Ambiente en change.org para cesar este “destroce” de inmediato. Además, han anunciado que colectivos como Ecologistas en Acción Cantabria o Costa Quebrada, que están participando activamente en la asamblea, se encargarán de “los aspectos legales”.