Ignacio Diego, el presidente mediocre que puede pagar Aquagest

Diegu S. G.
| 11.12.2014

"Me considero un presidente mediocre, al frente de un Gobierno mediocre; pero es todo lo que se pueden pagar los cántabros". Son palabras de Ignacio Diego en un "desayuno de trabajo" organizado por la Asociación Cántabra de la Empresa Familiar el pasado mes de marzo, según recogía Cantabria Confidencial. Hoy esa provocación resuena con más fuerza que nunca, pero no tanto por el salario público que le pagamos las y los cántabros, que roza los 5.000 € mensuales, como por su estancia en un balneario asturiano sufragada por la empresa Aquagest, investigada en la 'Operación Pokémon' por su presunta relación con una trama de corrupción.

Este martes el Presidente "mediocre" acudía al Parlamento autonómico, para tratar de defenderse ante el escándalo desencadendo a raíz de que dos juezas hayan percibido un posible delito en el trato de favor recibido por Ignacio Diego y Francisco Rodríguez (actual Consejero de Obras Públicas) desde dicha empresa. Ante la Cámara cuya representatividad también ha recortado, Ignacio Diego reconoció que el empresario Henry Laiño, directivo de Aquagest imputado en la ‘Operación Pokémon’ por acceder a contratas públicas a cambios de favores y regalos a políticos, pagó su estancia, pero sin su "conocimiento" ni "consentimiento".

No "concedió trascendencia alguna" a recibir regalos de un empresario vinculado a contratas públicas

Ignacio Diego protagonizó una intervención al estilo "Monago", con numerosas referencias personales y la "puesta a disposición" de documentos que en ningún momento entregó, en la que negó toda relación entre su estancia en el balneario y la adjudicación de contratos a Aquagest. "Lo único que sé es que cuando fui a pagar no pude hacerlo", explicó, y "desistió" porque ni entonces ni después "concedí trascendencia alguna a este hecho", explicó el Presidente de Cantabria, que por aquel entonces era diputado en la oposición y presidente "regional" del PP.

Pero su principal empeño, quizá pensando en esquivar el presunto delito de cohecho al que apunta el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, fue tratar de demostrar que no tuvo nada que ver en los contratos que firmó el Ayuntamiento de Astillero con Aquagest, ni influyó para que otros ayuntamientos gobernados por esta formación contrataran con esa empresa. Así, recordó que Aguas del Norte, hoy integrada en Aquagest, firmó su primer contrato con el consistorio en 1988, ocho años antes de que fuera alcalde y "después de un concurso público".

Diego ha mostrado certificados del banco y del propio balneario para acreditar que él mismo realizó la reserva, mostrando también documentos que acreditan el pago en el resto de sus estancias. Sin embargo, en la que se encuentra bajo investigación judicial, cuando fue a pagar la factura, la recepción le indicó que había sido abonada por el señor Henry Laíño. A continuación se hizo con el teléfono del empresario para "exigirle" que rectificara un hecho "muy desagradable", pero según palabras de Diego éste se negó aludiendo a "razones de cortesía".

Tezanos: "¿Por qué se dejó invitar? ¿Por qué esa empresa consideró que le debía esa invitación?"

Las explicaciones del Presidente no convencieron a PRC ni PSOE. El regionalista Rafael de la Sierra señaló la "extrema gravedad" de los hechos, pero prefirió esperar al pronunciamiento de los jueces.

La portavoz del PSOE, Rosa Eva Díaz Tezanos, tachó de "insostenible" la versión del dirigente del PP: "Su defensa la basa en que no tenía cargo en el Gobierno, pero ¿le parece poco ser el presidente del partido que gobernaba en la mitad de los ayuntamientos de Cantabria?". Sin embargo, Diego ha expuesto que las contratas públicas de Aquagest en Cantabria se dieron en ayuntamientos gobernados por PRC y PSOE.

Tezanos aprovechó también para criticar la falta de explicaciones en la relación del PP de Cantabria con el caso Bárcenas y la "caja B" del partido, a raíz de un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal que citaba al PP de Cantabria.

Van den Eynde (PP): "ustedes estaban metidos hasta las chanclas en la corrupción cuando estaban en el Gobierno"

El portavoz del PP Eduardo Van den Eynde acusó a la oposición de intentar hacer "un linchamiento" a una persona "sin una sola tacha en su trayectoria", utilizando una "maniobra extremadamente sucia" contra quien ha tenido "el infortunio" de "acabar aceptando una invitación a regañadientes", para finalmente replicar aludiendo a la corrupción del anterior gobierno de PRC y PSOE.

Un presidente que las y los cántabros no pueden permitirse

El escándalo de la estancia de cuatro días con cenas y "tratamiento facial" en el balneario asturiano a cuenta de Aquagest, no es sin embargo la primera "tacha", ni el primer motivo de dimisión en un hipotético contexto de democracia normalizada que Ignacio Diego ha acumulado en la presente legislatura. El candidato cuya promesa electoral fue "cambiar Cantabria en 100 días", no ha sabido hacerlo para bien cuando ya pasan más de 1.000.

Además, ha sido condenado por fraude fiscal, ha defendido un homenaje a Carrero Blanco y se ha visto envuelto en varios escándalos por su actitud prepotente ante la protesta social, llegando a arrancar carteles en un hospital público "por higiene", burlarse de los trabajadores de SNIACE o protagonizar un acto "público" en la Universidad en la que se impidió el acceso al propio público.

Territorio: