La izquierda cántabra, dispuesta a participar en procesos de unidad popular

Diegu S. G.
| 11.11.2014

Los colectivos Regüelta y Conceju-CNC han hecho público haber suscrito un documento común en el que manifiestan su "esperanza" ante los tiempos de cambio que corren y su predisposición a participar, como vienen haciendo, "en los procesos de confluencia social que se desarrollen en los próximos tiempos y puedan contribuir verdaderamente a mejorar la realidad de nuestro país".

Regüelta es una organización revolucionaria fundada en 1998, referente en el ámbito del activismo juvenil en Cantabria. El Conceju-CNC se fundó como partido entre 1995 y 1997 y durante varios años fue la 5ª fuerza política de Cantabria en votos, alcanzando en su máximo 2.100 (el 0'63 %). Ambos colectivos afirman haber participado en el actual "despertar colectivo" y compartir la indignación de la población cántabra con los principales protagonistas de un Régimen "cada día más deslegitimado", así como la oportunidad de impulsar un proceso de "empoderamiento popular" que propicie "una ruptura en clave democrática".

"La oportunidad de construir iniciativas electorales que irrumpan con fuerza en ayuntamientos y Parlamento de Cantabria, hasta ahora prácticamente monopolizados por el modelo caciquil de PP, PRC y PSOE, nos exige generosidad", señalan, pero a su vez, por responsabilidad histórica, exigen "que esa iniciativa se construya desde la honestidad, desde Cantabria y desde una verdadera voluntad transformadora".

Que se dejen de lado las siglas y el protagonismo recaiga en el pueblo

En opinión de los principales colectivos de la izquierda cántabra, sería "una lástima" que la ventana de oportunidad abierta fuera utilizada "por quienes han colaborado en traernos hasta la actual situación", para hacerse pasar por algo más amplio "sin serlo en realidad". Hacen un llamamiento "a impulsar procesos verdaderamente abiertos, éticos y horizontales, donde el protagonismo recaiga en la gente y no en las siglas de siempre", .

Que se construya desde y para Cantabria

Tampoco puede ser, añaden, que estas iniciativas se limiten a importar fórmulas desde Madrid "sin tener en cuenta nuestra realidad social". Aprendiendo por supuesto de la experiencia acumulada, defienden construir "desde y para esta tierra", teniendo en cuenta que en Cantabria "tenemos derecho y necesidad de autogobierno", así como un legado de identidad popular "que agoniza" y necesita "urgentemente políticas" de dignificación para sobrevivir en "el contexto de recentralización del Estado y globalización mundial".

Que proponga una ruptura y no una reforma en el Régimen

Por último, no están dispuestos a permitir "que la crisis de Régimen se desvíe hacia una nueva transición" o reforma cosmética que “cambie todo para que nada cambie”. En su opinión, "necesitamos una ruptura democrática que impulse un proceso constituyente en Cantabria para transformar radicalmente el actual sistema en lo social, económico, ambiental, patriarcal, cultural, etc".

Predisposición con esos objetivos y mínimos

Con los objetivo y mínimos expuestos, tanto desde Regüelta como el Conceju-CNC muestran su "disposición" a participar junto al resto del tejido asociativo cántabro y el conjunto de la población en procesos "de unidad popular" que puedan "frenar y transformar" las políticas que "sufrimos las y los cántabros desde hace ya demasiado tiempo".

Territorio: