Vecinos del Río la Pila y Prado San Roque piden que cese el abandono al que sus barrios se ven sometidos

Adrián G. Gómez
| 11.11.2014

Los vecinos de los barrios del Río de la Pila y Prado San Roque, de Santander, se han unido en una plataforma con el objetivo de “salvar sus casas y mejorar el estado de sus barrios”. Esta área de la capital cántabra, dotada de unas vistas privilegiadas, está siendo sometida por el Ayuntamiento de Santander “al abandono y al deterioro de sus espacios vitales”. La asamblea vecinal tiene claro que el objetivo de esto es “poder declarar estas zonas en ruinas para poder especular mejor y conseguir el pelotazo urbanístico que quiere” el consistorio, olvidando a “las clases populares para favorecer la especulación de un puñado de empresas amigas”.

Los actuales proyectos de rediseño de estos barrios, dirigidos por el equipo de Íñigo de la Serna, van enfocados, según la plataforma Salvemos Prado San Roque y Río de la Pila, a “hacer negocio” con esta zona con el “único fin de lucrarse y beneficiarse a costa de los vecinos”. Desde las instituciones públicas, lejos de ayudarles con el mantenimiento de sus casas, accesos o zonas comunes para garantizar una vida digna para la gran cantidad de personas ancianas que las habitan, ha llegado incluso a “denegar el permiso para poder arreglar fachadas y tejados”. 

La primera acción de la plataforma, aparte de la labor informativa, ha sido organizar una recogida de firmas para detener el abandono y posterior derribo de las casas de estos barrios y solicitar una restauración de la zona.

Comentarios

Soy una vecina de prado san

+1
0
-1

Soy una vecina de prado san roque, el ayuntamiento ya ha hecho un lavado de cara, que no mas, porque sigue la expropiación y el pelotazo urbanístico, ellos quieren la reorganización del barrio y nosotros queremos la rehabilitación del barrio y de las viviendas.

Es lo de siempre: dejan que

+1
0
-1

Es lo de siempre: dejan que se caiga y luego vienen al rescate con un pelotazo urbanístico debajo del brazo. Es lo que pasó, por ejemplo, en San Martín de Bajamar: décadas las casas caídas, décadas todo lleno de porquería y luego vienen a solucionarlo con un centro comercial, un puerto deportivo, etc.