DJ UVE: “Los DJ’s y productores del hip hop somos grandes preservadores de la memoria musical de los sonidos negros”

Adrián G. Gómez
| 04.05.2014

Víctor Velasco es DJ UVE, el archiconocido productor del grupo Chinatown, estandarte del rap cántabro por antonomasia. Su melomanía e inquietud musical lo han llevado a tocar múltiples estilos a la hora de componer ritmos o samplear beats. Gumbo de Priteo, Muy personal de JNK... ¿qué será lo próximo?

ENFOCANT: ¿Qué lugar ocupa el rap en tu vida?

UVE: Todo lo que hago es hip hop. Así que podría decir que el centro de ella. Pero es un centro compartido con los amigos y la familia, si es que alguien quiere considerar que eso se sale de lo englobado por el término hip hop.

E: ¿Eres capaz de vivir de tu música (no solo refiriéndome a discos o conciertos, sino también a la radio, producciones…)?

U: Ni las producciones ni los discos ni los conciertos ni la radio me dan dinero. No he enfocado mi pasión por el hip hop como un negocio. Sí que he intentado darles una viabilidad económica a estas actividades pero, con mis intereses, siempre alternativos y minoritarios, es muy difícil llegar a hacer números.

E: Suele haber muchas críticas hacia los grupos que “se venden” o “hacen de su música un negocio”. ¿Dónde está el punto medio o de consenso en el que tu fuerza productiva sea reconocida, pero no seas “un vendido”?

U: Creo que la clave está en hacer tu música y no alterarla para conseguir triunfar. Si triunfas con lo que te representa, la gente que diga lo que sea, ¿qué más da? Luego también hay grupos que tienen una tendencia natural a hacer música “demasiado popular” y en los que yo, más que buscar conspiraciones de las compañías discográficas en busca de un producto mainstream, o una intención de “venderse”, echo de menos la autocrítica de los mismos artistas.

E: Eres uno de los productores más reconocidos no solo en Cantabria, sino también a nivel estatal, ¿cómo has logrado llegar a dónde estás?

U: Mi nombre es conocido por muchas facetas. Creo que la primera es la de DJ. He trabajado mucho en ese campo, defendiendo muchos frentes, desde el hip hop y sus aliados tradicionales, el soul, el funk y el jazz, hasta un perfil más orientado al reggae y otro más electrónico, con acento en el bass.

También trabajé mucho con una revista, Serie B, en la que me hice un nombre como redactor. Fue en un momento en el que el hip hop necesitaba medios especializados con auténticos conocedores de esta música que se atrevieran a ir al origen de la cultura. En nuestro país hay mucha gente apasionada del hip hop más allá de ese sucedáneo que durante un tiempo fue el “rap español” y una gran parte de sus productos. Creo que algunas de mis columnas hicieron sentir a muchos lectores que no estaban solos, además de difundir aún más ciertos aspectos que me parecen interesantes. Y, está claro que figurar en un medio, sirve de altavoz.

Mi columna de 12 pulgadas en Serie B y previamente un blog que llevaba en Fotolog en el que repasaba discos de mi colección tuvieron también en conjunto una repercusión que a mí me sorprendió.

Y finalmente, mi nombre está asociado al trabajo en la producción con Chinatown. Aunque el grupo nunca tuvo éxito a nivel de números, fue una apuesta que la gente ha ido entendiendo con el tiempo. De hecho, creo que la gente ha llegado a esos discos más cuando el grupo ya se ha disuelto que durante los diez años de que estuvimos juntos.

Vamos, yo siempre he hecho lo que me gustaba y a algunas personas les ha gustado. Pero tengo que apuntar que no he llegado a ningún lado. Sigo en un local haciendo beats para mis amigos y escribiendo letras, como cuando empecé en mi habitación. Y ahí están como ejemplo los discos de Priteo (“Gumbo”, 2012) o de JNK (“Muy Personal”, 2014).

E: ¿Podrías explicar lo más duro, los obstáculos y baches de este camino, desde que comenzaste hasta donde estás?

U: Pues lo más duro es ver cómo funciona la industria musical, la necedad de ciertos medios, el enchufismo, y lo peor, que la gente es muy borrega y traga con ello. En España triunfan propuestas musicales muy feas. Y no hablo sólo del rap. La industria ha operado con la idea de hacer triunfar ciertos estilos y tipos de artistas que pudiesen ser controlados por ellos. Al final, cuando lo han conseguido, cuando por fin eran capaces de hacer producto que interesaba sólo a las masas, estas masas se han volcado a la piratería porque en realidad les da igual la música, sólo son consumidores de producto. Por el camino, como en la fábula de los huevos de oro, han perdido al público exigente y quemado las propuestas más interesantes.

Por eso a mí me siguen atrayendo los grupos underground y las propuestas más alternativas y disruptivas.

E: Formaste parte importante de la emergencia de la escena del rap cántabro hace años. ¿Cómo ves actualmente el rap en Cantabria?

U: La escena está tocada; pero pasa en todas partes, son los tiempos que corren. Principalmente porque no hay mucho público interesado por el hip hop más allá de los propios amigos de los grupos que lo practican. Echo de menos cuando la gente se desfasaba en una fiesta escuchando los discos que ponía un DJ. La forma de recibir la música por parte del público era más fresca.

Pero hay algunos conciertos y gente haciendo cosas buenas. Eso es bueno. Aunque  creo que si se desconecta la escena local de la escena mundial, si se deja de escuchar lo que suena en el Hip-Hop a nivel mundial, te quedas aislado y te retrasas. El hip hop es muy cambiante y hay que tomarle el pulso continuamente. Además, tiene una historia muy interesante que no se puede olvidar. Por eso yo intento colaborar todo lo posible, no ya sólo con mi propio material, sino también con sesiones y con el programa de radio, La Galaxia de Plástico, en los que pongo buena música de antes y buena música de ahora.

E: Tus letras siempre han estado bastante cargadas de crítica y contenido social, ¿consideras el rap una herramienta de protesta o lucha?

U: El rap tiene tres facetas que me interesan: la parte lúdica, la reivindicación del yo y la conciencia de clase. Pero, aunque intento mezclar las tres cuando escribo una letra, tengo muchas cosas en la cabeza que me preocupan a nivel socio-político y me resulta inevitable poner el acento ahí. Y no hablo de política de “altas esferas”, hablo de la política de lo cotidiano, de lo que nos afecta en nuestras vidas diarias (que también tiene mucho que ver con la otra, claro).

E: Puede ser difícil, por la gran cantidad de estilos en los que te manejas pero, ¿podrías comentar tus principales influencias musicales?

U: Ya te he comentado antes cuáles son mis debilidades: hip hop, soul, funk, jazz, reggae y electrónica. Pero voy a aprovechar tu pregunta para ahondar en ellos y elegir mis ramas favoritas y ponerte un listado con temas de ejemplo (por si a algún curioso le apetece buscarlo). 

En el Hip Hop, siempre he disfrutado especialmente del practicado en NY a finales de los 80 y principios de los 90. Pero también del reflejo que esta música tuvo en la Costa Oeste. Ya sabes, la Golden Era. Por algo se llama así, ¿no? 

En el Soul me gusta el sureño, lento y sufrido; las ramas conocidas como SouthernSoul, Deep Soul y Memphis Soul.

En cuanto al Funk, a pesar de que me encantan muchos de sus palos, James Brown sigue siendo para mí el gran jefe. Pero no sólo por su inmensa discografía personal, también por todo lo que produjo para otros artistas o influyó en los músicos que le acompañaron: Bobby Byrd, Maceo Parker, Fred Wesley, TheJ.B.’s, Marva Whitney, Vicky Anderson o, por supuesto, Lyn Collins.

Del Jazz, mis vertientes favoritas son el Jazz Funk y el Spiritual Jazz. Formo parte de un colectivo de DJ’s de toda España que peleamos por darle bombo a estos estilos desde la plataforma UpperEgypt Series. Tengo varias sesiones en la web del colectivo donde se puede oír el tipo de material que más me gusta. Os invito a echarle unas escuchas tanto a las mías como a las del resto de colaboradores.

Al Reggae entré muy despacio. Pero temas de Rocksteady que eran purísimo Soul, me animaron. Y al final, el punto de inflexión llegó con el Dub. Ahora incluso tengo producciones en este estilo. En el disco de Priteo “Gumbo” (2012), se puede escuchar algún ejemplo. Y sobre todo en el single en vinilo de 7 pulgadas que acabo de hacer con Inés Pardo, “Snitcher” (2014).

Finalmente, la música electrónica es demasiado amplia para reducir a alguno de sus cientos de estilos, pero últimamente lo que más escucho es Electro y Dancehall Digital/Bass.

He de decir que, en mi cabeza, toda está música está relacionada.

E: Muchas de tus mejores (en mi opinión, claro jeje) instrumentales están hechas con samples o fragmentos ínfimos de canciones de todo tipo. ¿Cómo eliges o encuentras esto? ¿Es casualidad o buscas en música que tú escuchas? 

U: Toda mi música está hecha con muestras. Escucho música sin parar. Unas veces encuentro las muestras al azar y otras busco específicamente un rollo que sé que puedo encontrar en cierto tipo de discos y de artistas. Creo que el “sampling” es una técnica artística maravillosa y que los productores underground, que nos libramos de pagar derechos por las muestras porque volamos por debajo del punto en el que resulta rentable ser demandado, deberíamos explotar más.

Cada vez que cojo una muestra, bebo de la esencia que el artista original transmitió y lo remodelo en un nuevo formato y un nuevo sonido, creando algo nuevo y continuando una tradición. Creo que los DJ’s y productores del hip hop somos grandes preservadores de la memoria musical de los sonidos negros. Ese es uno de los aspectos que más me interesan del hip hop, más allá de las rimas y los discursos rap a los que suelo dar soporte con mis instrumentales.

E: Muchísimas gracias.

U: Gracias a ti por las preguntas y a los que leen las respuestas por el interés.

Territorio: 

Comentarios

Hola, aquí UVE.

+1
0
-1

Hola, aquí UVE.

Sólo añadir que en la pregunta de los estilos musicales se ha quedado pendiente un listado de canciones y artistas. Os lo dejo aquí por si alguien lee hasta el final :D

  • Golden Era Hip-Hop: Gang Starr “Here Today, Gone Tomorrow”
  • Deep Soul: Syl Johnson “Is It Because I’m Black?”
  • Funk: Lyn Collins “Think (About It)”
  • Jazz: Yusef Lateef “Love Theme From 'Spartacus'”
  • Dub: Scientist “Plague Of Zombies”
  • Bass: Mark Pritchard “Manabadman”

Un saludo,

UVE