Ex jugadores del Racing se querellan contra Pernía y Lavín

Marcos M.R. Redacción
| 30.12.2012

Los ex jugadores del Racing Victor Diego y "Geluchu" en nombre de La Asociación de Ex jugadores del Racing, presentaron el pasado jueves 27 de noviembre ante los Juzgados de Instrucción de Sanander una querella criminal contra el anterior Presidente y Consejero Delegado del Racing, Francisco Pernía, y contra el actual presidente de la entidad, Ángel Lavín.

Del primero, señalaron que continúa siendo “administrador de facto” del club. Mientras que la causa de la querella presentada contra el segundo es la “comisión de varios delitos societarios continuados”.

La Asociación de Ex jugadores del Racing de Santander, que congrega a todos los futbolistas que han vestido elástica verdiblanca, estima que la actuación en los últimos años (periodo 2007- 2012) de las Juntas Directivas presididas por Pernía y Lavín respectivamente "ha generado un gravísimo deterioro económico a la sociedad". Además creen que existen "indicios más que evidentes de haberse cometido irregularidades flagrantes en su gestión que traspasan los límites de la legalidad".

La Asociación de ex jugadores explica en un comunicado de prensa que en la querella que presentan se especifican "un importante número de operaciones" llevadas a cabo por Pernía y Lavín que "implican una administración desleal que ha generado graves perjuicios a la sociedad y a sus socios, en beneficio propio o de terceros". La consecuencia de todo esto, señalan también es la actual situación económica “delicadísima” que “prácticamente lo condena a la liquidación y, consecuentemente, a la desaparición.

Adherida a esta querella criminal, piden al juzgado la adopción de varias medidas cautelares, entre ellas el nombramiento de un administrador judicial de la sociedad, para tratar de impedir que el actual Consejo de Administración “continúe descapitalizándola en tanto se produzca una sentencia definitiva”.

Los ex jugadores creen que la gestión durante estos últimos años no ha provocado solo “graves consecuencias económicas” sino que además, ha originado en la sociedad cántabra “un deterioro deportivo y una quiebra social que se palpa a diario” que alcanzó su “colofón” en la última junta de accionistas. Además, dicen ser "conscientes" de que esta decisión "puede generar todavía más alarma mediática" pero estiman que es "la única medida válida para intentar frenar la actuación de este Consejo de Administración".

Para finalizar el comunicado, muestran su “enorme preocupación” ante el “deterioro” que está sufriendo el Racing como consecuencia de la “irresponsabilidad” de sus gestores. Y afirman que, para tomar esta decisión solo les empuja el “deseo de ayudar a que el Racing siga siendo un club modesto pero ejemplar y , sobre todo, que esté gestionado por personas responsables que intenten engrandecer su historia y no mancharla como está ocurriendo en los últimos años".

Comentarios