Mazazo judicial al racinguismo

Marcos M.R. Redaccion
| 28.04.2012

Justo García barrios, del juzgado número 4 de Santander, se ha declarado "no competente" ante la petición de Cantur de nombrar un administrador judicial para las acciones del Racing controladas por la empresa de Ali Syed, WGA.

La petición se debió al incumplimiento WGA del contrato firmado con Cantur en la compra del paquete accionarial mayoritario del Racing del año pasado. Esta compra se realizó en Madrid y es por ello por lo que el juez ha decidido remitir el caso a los Juzgados de Primera Instancia de la capital del Reino.

Esta decisión supone un jarro de agua fría para todos los racinguistas. Al mandar la denuncia a Madrid, la resolución de la misma se verá demorada en el tiempo. Esto, unido a la tardanza en presentar la denuncia por parte del ejecutivo cantabro, permitirá que Ali Syed, o mejor dicho, Pernía y Montalvo, controlen la Junta General de Accionistas del 19 y 20 de mayo teniendo potestad para nombrar un nuevo Consejo de Administración que gestione al Racing en 2ª división.

Los pequeños accionistas siguen moviéndose

El próximo lunes hay convocada en el Centro Cultural Doctor Madrazo una nueva reunión de accionistas minoritarios para decidir el camino a seguir en la lucha por salvar al Racing Club de Santander.

Ante el nuevo giro que han dado los acontecimientos con la decisión del Juez Justo García Barros, será necesario plantear nuevas estrategias para el recuperar la dignidad de la casi centenaria institución cántabra.