Todas las esperanzas puestas en Camargo

R.S.S.
| 26.08.2011

Trainera_CamargoUn gran fin de semana de Camargo, con un noveno y octavo puesto, les coloca a un solo punto de Orio en la lucha por evitar el último puesto que conduce al descenso directo. Pedreña fue de menos a más y terminó dejando un buen sabor de boca con un cuarto puesto, la misma posición que Astillero logró en la jornada del sábado. Castro, en su línea, fue décimo en ambas regatas.

A falta de dos jornadas para finalizar la Liga ACT de remo, el balance para los clubes cántabros no se puede tildar sino de decepcionante. Acostumbrados a unos últimos años en los que los que el remo cántabro imponía su dominio sobre las traineras vascas, se hace duro ver cómo este año ni uno sólo de los nuestros es capaz de remar en la tanda de honor. La imagen de Astillero, Pedreña y Castro remando juntos en la segunda tanda del sábado lo dice todo.

Y lo que no dejaba de ser una decepción en cuanto a las siempre altas expectativas de las traineras cántabras, parecía tener la trágica puntilla en el último puesto de la clasificación ocupado por Camargo. Sin embargo, las dos regatas disputadas este fin de semana han relanzado las opciones de Camargo en su lucha con Orio por evitar la última plaza que conlleva la pérdida directa de categoría, sin la opción de play-off.

Ya el sábado, en la bandera 'XXIV Hondarribiko Ikurriña - GP Mapfre' en las aguas guipuzcoanas de Hondarribia, donde Kaiku se haría con una victoria más, los camargueses tuvieron un buen resultado al finalizar en novena posición, siendo Orio, su rival directo, el último clasificado. Por su parte, Astillero logró un meritorio cuarto puesto que de nada le sirve en sus lejanas esperanzas de acceder a la tanda de honor, reservada para los cuatro mejores clasificados de la Liga. Pedreña quedó en un discreto séptimo puesto, mientras que Castro fue décimo.

En función de la situación en la tabla y de la trayectoria de la competición, sin duda la cara del remo cántabro en la regata del sábado fue Camargo, pero la esperanza que se atisbaba en su afición no fue nada comparada a la que ha surgido tras la disputa de la regata del domingo. Y es que en la “II Bandera Iberdrola” remada en Pasajes de San Juan, Camargo confirmó su progresión e incluso mejoró su clasificación del sábado, logrando un estupendo octavo puesto. Para mayor fortuna, Orio volvió a ser último.

La “Virgen del Carmen” repitió la misma bancada que remó el sábado, y patroneados por Jonatan Castanedo se lanzaron llenos de ilusión a la proa de la tanda, con Orio, Zumaya y Castro detrás. Ya desde el primer largo sólo Castro lograba mantener el ritmo de los verdes, pero en el tercer largo se salieron y fueron capaces de igualar los tiempos de barcos como Urdaibai o Kaiku, rompiendo la tanda a su favor. Esa ventaja les sirvió para aguantar un pésimo largo final y poder ganar la tanda, donde Orio terminó último.

Merece destacarse también el papel de Pedreña en la bandera de Pasajes, donde se impuso con mucha claridad en su tanda, frente a San Pedro, Tirán y Astillero, que nada pudieron hacer ante el empuje de los de la 'Marina de Cudeyo', que con su tiempo marcarían el cuarto mejor de la jornada. Finalmente Urdaibai ganaría la tanda final y se haría con la bandera, aventajando a Kaiku en nueve segundos y anticipando el duelo que se vivirá entre los dos gallos para la victoria en la regata de La Concha.

Así, un gran fin de semana de Camargo y uno desastroso de Orio ha permitido a los cántabros recortar nada menos que 7 puntos, lo que le coloca a uno sólo de superar a los aguiluchos a falta de dos regatas. Para más emoción, una de ellas se disputa en el mismo Orio. Desde luego las sensaciones de unos y de otros son completamente opuestas, con unos remeros y una afición completamente ilusionados y que transmiten confianza y seguridad en sí mismos, como son los camargueses, y otros que aún no entienden el fatídico verano que están viviendo regata tras regata y que ven con terror la posibilidad de ser desplazados a la última posición en el último fin de semana de competición. Máxima tensión la que se vivirá el sábado que viene en la bandera de Orio, donde seguro que los remeros de Camargo podrán contar con el apoyo de sus seguidores, la “marea verde” que les impulsará en su duelo con los oriotarras.

 

*Imagen extraída de la web http://fotografianachocagigas.blogspot.com/