Narcos, la ruta de la impunidad