Josefina Lavín: “Siempre he considerado héroes, luchadores por la democracia, a mi padre y los que lucharon por la causa"

Patricia Manrique
| 19.08.2012

DSCN0730Josefina María Teresa Lavín Solano es la hija de Pin El Cariñosu, destacado miembro de la primera generación que decidió “echase al monti” al finalizar la guerra civil. Había pertenecido al Batallón Libertad de la CNT, que luchó en Asturias. Josefina ha conseguido por fin que se le reconozcan los apellidos paternos, pero además afronta su lucha como una reivindicación de la memoria de los luchadores antifascistas.

La vida de Pin El Cariñosu se ha recogido en libros como el de Jesús De Cos (“Ni bandidos ni vencidos”) o Isidro Cicero (“El cariñoso. Los emboscados del Miera”), o en documentales como “La Saga del Cariñoso”, del realizador cántabro Vicente Vega, que recorre la lucha de Josefina por sus apellidos. Hablamos con ella para que nos cuente sus sensaciones tras la sentencia.

ENFOCANT: - ¿Cómo te sientes? ¿Qué significa para ti que se te haya reconocido al fin el apellido paterno?

JOSEFINA LAVÍN: - Para mí haber sido reconocida como la hija de José Lavín Cobo es la satisfacción más grande, porque siempre quise llevar el apellido de mi padre. Para mí es mi identidad, son mis raíces, y también lo admiro porque fue un hombre que dio su vida por la democracia. 

- ¿Qué te ha parecido el proceso judicial?

- El proceso judicial ha sido bastante lento, pero eso ya me lo habían advertido, y a fin de cuentas me tocó una jueza honesta y justa y tuve suerte. También tuve un abogado fenomenal que fue Ricardo González.

- ¿Cómo te planteaste esta lucha?

- Siempre, toda mi vida, desde que era pequeña, quise llevar el apellido de mi padre. Me fui a EE.UU. con doce años y tienes que adaptarte al sistema, después tienes marido, tienes hijos, obligaciones, y además mi madre estuvo enferma durante 7 años y resultaba un poco difícil poder hacerlo. Las circunstancias no me permitían volver a España. Al morir mi madre y mi esposo, he querido intentarlo, porque son mis raíces, quien yo soy. En el juicio me acordaba de mi abuela paterna, que me crió y siempre ha estado en mi corazón. Mi familia paterna siempre ha estado conmigo, siempre me han protegido y apoyado. Y me he acordado de mi padre y los que lucharon por la causa, a quienes siempre he considerado héroes de su país y luchadores por la democracia, Admiro su valentía y todo lo que hicieron. Fueron héroes, no fueron criminales.

- ¿Cómo y cuándo supiste quién era tu padre?

- Yo supe quién era mi padre desde que tuve uso de razón, pues mi abuela paterna siempre me lo dijo y todo el resto de la de la familia de mi padre, porque fue mi abuela paterna quien me crío desde los dieciocho meses, cuando no me dejaron estar más en la cárcel con mi madre. Mientras mi madre estuvo encarcelada, yo la veía una vez al año, y después de que salió, cuando viví con ella, fue cuando empecé a conocerla. Nunca fue una mujer feliz, puesto que ella jamás pudo olvidar el trauma tan horroroso de perder a todos sus seres queridos y pasar trece años en una cárcel bajo el régimen franquista. Ella jamás olvidó, ni tampoco pudo perdonar. No fue nada fácil para ella ni para los que vivimos con ella.

- ¿Crees que se da un trato adecuado a las víctimas del franquismo?

- No. Jamás se ha dado ningún trato adecuado a ninguna de las víctimas del franquismo, el trato adecuado fue para el Bando Nacional, al que rindieron todo tipo de honores después de haber sido unos criminales. Sin embargo, a los que fueron luchadores por la democracia se les convirtió en enemigos de la patria y de Dios. Si me preguntases si creo que en España hay democracia, te diría que ninguna, que en general sigue mandando el franquismo.

- ¿Estás en contacto con hijas o hijos de otras personas que sufrieron la represión franquista?

- Sí, he estado en contacto con algunas, pero muy pocas, pues yo he estado fuera de España muchos años, y era muy chica cuando me vine para EE.UU.. Aún hay muchos muertos del franquismo cuyas familias no saben dónde están. Yo me siento dichosa de saber dónde están los míos, gracias a todo lo que ha luchado Jesús De Cos por buscar a nuestros familiares.

 

Territorio: