Mongolia arresisti la crisis

Jisús S. Redacción.
| 19.04.2012

revista_mongoliaEnos tiempos autuales de crisis nu es cincillu sacar c'alanti un proyeutu y si esi es unu que ententa crear una rivista en papel y crítica col sistema, tovía más difícil. Abora que los meyos de comunicación sorripian gastos y achican las sus plantillas solu l´internet colos sus costes bajos y presentación jallaíza paez una opción pa nuevas aventuras editorialis. Por esu es más llamativu que pareciera Mongolia, una rivista satírica que naz col aquel d'arresistir la crisis al travíes del humor. La idea surdió ente un grupu de periodistas que dimpués de sofrir los ajustes enas sus empresas dierin en escuminciar un proyeutu propiu basáu ena sátira d´una rialidá bien gris.

La rivista, que diz siguir l´esclavi d´otras espublicacionis d´antañu cumu La Codorniz, Hermano Lobo o El Papus, nu es tantu una novedá pol su cuntiníu sino pol mou en que juerin pa sacala c´alanti. Onqui abierta a incluir publicidá ("menos contautos de citas y bancos", aclara Eduardo Bravo, del equipu redaición) la rivista escomenzó a furrular autogestionáa col dineru que acurriarin enti los promotoris y mercando daqui participacionis a amigos y cunucíos. No tien uficinas sino que trebajan al traviés d´internet u ajuntándosi en baris pa tomar una mientras definin los cuntiníos. Tamién gastan “uficinas calientis”, una idea que cunsisti en gastar localis ajenos que lis prestan ajuera del horariu laboral cuando naidi los necesita. La distribución d´ejemplaris jácesi también enti los miembros del equipu de redaición.

La rivista Mongolia es una publicación mensual al preciu de 3€ l'ejemplar y onqui tien puntos de venta por tol estáu tuvía nu allegó dengunu a Cantabria polo que namás que puei alcontrasi vía suscrición al traviés de la su página web.

Territorio: 

Comentarios