Técnicos de Hacienda proponen subir el impuesto de sociedades a grandes corporaciones para no subir el IVA

Diegu S.G. Redacción.
| 24.05.2012

GesthaEl sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) destacó en el día de ayer que mediante la creación de un nuevo tramo en el rango superior del Impuesto de Sociedades se lograría aumentar los ingresos anuales del Estado en 13.943 millones de euros sin necesidad de aprobar una subida del IVA, crear nuevos impuestos indirectos o elevar los ya existentes, medidas que el Gobierno español pondrá en marcha el próximo año para recaudar 8.000 millones de euros con los que alcanzar los objetivos de déficit.

Por ello, Gestha defiende que la partida "más equitativa" para asegurar el cumplimiento del déficit del 3% del PIB comprometido para el ejercicio 2013 sería "la creación de un nuevo tipo impositivo del 35% en el Impuesto de Sociedades" a partir del millón de euros de facturación, que son declarados sobre todo por las grandes empresas que superan los 45 millones en ventas.

Según los técnicos, esta única medida permitiría recaudar 13.943 millones de euros adicionales durante el próximo año, frente a los 5.811 millones de euros anuales que aportaría una subida de dos puntos en el IVA, incluyendo medidas correlativas en Navarra, País Vasco, Canarias, Ceuta y Melilla.

Además, señalan que "esta alternativa mejoraría la igualdad del sistema fiscal al reducir las diferencias entre el menor tipo efectivo de las grandes corporaciones y el mayor de microempresas y pymes".

"El esfuerzo fiscal de las familias es muy superior a la carga que soportan las empresas"

Por otro lado, destacan que la práctica totalidad del aumento del Impuesto de Sociedades se podría recaudar ya en 2013 a través de los pagos a cuenta, afectando únicamente a 5.740 corporaciones y multinacionales con "números negros", una medida que contrasta con la hipotética subida del IVA, que afectaría "a todas las personas y a todas las empresas independientemente del estado de sus cuentas", pudiendo precipitar el cierre de pymes y autónomos por el menor consumo de las familias.

Gestha recuerda que el esfuerzo fiscal de las familias del Estado a cuenta del IVA y el IRPF se sitúa ya entre el 13% (con ingresos inferiores a 9.000 euros) y el 38,2% (con ingresos de 240.000 euros), una presión "muy superior" a la carga entre el 18% y el 25% que soportan las empresas.

A modo de ejemplo, la presión fiscal de una persona soltera y sin hijos con unos ingresos medios de 41.310 euros anuales se sitúa en el 28%; en cambio, ninguna empresa soporta una carga del impuesto de sociedades por encima del 25%.

Por su parte, una persona con dos hijos a su cargo e ingresos medios de 16.524 euros presenta una carga fiscal que ronda el 16% de su renta, carga cercana a la de las multinacionales que facturan más de 1.000 millones.