El Gobierno español expulsa inspectores internacionales de las libertades y derechos humanos

Paulu L.
| 02.10.2013

Director de la OIDDHLa Oficina para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (OIDDH) de la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE), ha emitido un comunicado denunciando que el Gobierno español está entre los únicos del mundo que no permite inspeccionar su régimen y las libertades internas. Este organismo oficial europeo que vigila las libertades de los países que desean corroborar su calidad democrática, tuvo que emitir el pasado viernes un comunicado oficial desde Viena (Austria) en el que condena al Reino de España por la expulsión de seis diplomáticos que tenían por misión observar el transcurso de la manifestación “Jaque al rey” que recorrió las calles de Madrid el pasado sábado contra el actual sistema político, contra la corrupción de la Corona española y la ausencia de un referéndum que la legitime por el pueblo, junto a la exigencia de un proceso constituyente.

Los seis observadores, entre los que está el subdirector de Derechos Humanos de la OSCE, Omar Fisher, pretendían reunirse con representantes de los ministerios de Exteriores e Interior, con la Defensora del Pueblo, la Delegación del Gobierno y los convocantes del Jaque al Rey. El propósito era evaluar el estado de las libertades y los derechos humanos después de las últimas actuaciones policiales durante protestas de este tipo. Fisher llegó ayer a la capital acompañado de Irina Urumova, asesora en derechos humanos de la institución y otros cuatro expertos: Aleksandra Dloubak, Bartlomiej Lipinski, Marcin Jezulin y Yevgenia Aretisova.

Esta mañana todos fueron citados en la cafetería del Ministerio de Asuntos Exteriores por el responsable del Ministerio en las relaciones con la OSCE, Juan Armando-Andrada Vanderwilde Parada, quien les comunicó que el Gobierno considera la manifestación como un acto "anticonstitucional" y que por esta razón lo mejor era que se marcharan del Estado español.

El Embajador Janez Lenarčič, Director de la OIDDH, expresó su decepción tras la notificación de las autoridades españolas de que los observadores de la Oficina no serían bienvenidos para analizar el desarrollo de la manifestación “Jaque al Rey”. En palabras de Lenarčič, "Al igual que todos los Estados participantes de la OSCE, España se ha comprometido a garantizar la libertad de reunión pacífica, y el trabajo de los monitores es fundamental para garantizar que esa libertad está garantizada […] Nuestra oficina ha disfrutado tradicionalmente de una buena cooperación con España, por lo que este cambio es sorprendente".

En mayo, las autoridades españolas se comprometieron a cooperar plenamente con el monitoreo conjunto de la OIDDH en el país. "La oposición repentina por parte de las autoridades españolas plantea preocupaciones sobre sus intenciones durante la manifestación", dijo Lenarčič. "Hacemos un llamado a las autoridades para garantizar el pleno respeto de la libertad de reunión pacífica, de acuerdo con compromisos de la OSCE y otras normas internacionales de derechos humanos."

Durante los últimos dos años, la OIDDH ha monitoreado conjuntos en 13 países de la OSCE, entre ellos Grecia, Italia, Portugal, Suiza, el Reino Unido y los Estados Unidos.

Territorio: