Acuerdos de Doha: más negociaciones, pocos compromisos

Adrián G.G. Redacción
| 18.12.2012

cop18cmp8_533El pasado 26 de noviembre se inicio la Conferencia de las Partes (COP18) sobre el cambio climático en Doha, la capital de Qatar (país con un mayor índice de ingreso per cápita y mayor productor de petróleo del mundo). Durante dos semanas se reunieron los delegados de 194 estados para intentar, una vez más, remediar la situación climática del planeta. El principal ausente en las negociaciones fue el compromiso de los países más contaminantes.

La principal excusa que usaron muchos países para haber incumplido la financiación para paliar el cambio climático fueron las crisis económicas de Estados Unidos y la Unión Europea. Los países en desarrollo no aceptaron esas argumentaciones y exigieron una compensación por los daños que sufren como consecuencia del calentamiento global.
Sesión a sesión, la conferencia se fue endureciendo debido a que las grandes potencias no daban su brazo a torcer y el resto de estados no tenían la intención de irse sin resoluciones firmes. La situación se volvió más tensa aún cuando Canadá, Rusia, Nueva Zelanda y Japón anunciaron que no iban a renovar el Protocolo de Kioto porque EEUU, China e India no participaban en él.
El COP18 se saldó con una serie de acuerdos que, según la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC son sus siglas en inglés), son “históricos”. La mayoría de estos se han pactado para 2015, y se regularán en la próxima COP19, que se celebrará en Varsovia, Polonia.
Se echó de menos…
Además del ya mencionado compromiso, se echó en falta durante toda la Conferencia la voluntad de los estados participantes de financiar los medios para luchar contra el cambio climático. Otro elemento que brilló por su ausencia es un sistema de control y transparencia para saber si los países del Protocolo de Kioto cumplen y en qué medida las premisas firmadas.
Las ONGs arremeten contra las grandes potencias
El científico experto en clima Bill Hare, declaró durante su estancia en la cumbre climática a Telesur que ha llegado el momento en que “debemos cambiar de dirección o afrontaremos riesgos catastróficos en muchas regiones vulnerables. Y por supuesto que los países pobres no son los únicos que están en riesgo”.
“Las organizaciones sociales no se rinden y van a seguir luchando por un acuerdo climático global en el año 2015, que responda a la ambición y justicia que el mundo necesita”, ha advertido la responsable de iniciativa global del Cambio Climático de WWF Internacional, Samantha Smith.
Además, teniendo en cuenta el nivel de gravedad que presenta el tema, considera que algunos países desarrollados “se han burlado de las negociaciones alejándose de sus compromisos anteriores y negándose a asumir otros nuevos”.
Refiriéndose también a la actitud de los estados más contaminantes, el director ejecutivo de Greenpeace International, Kumi Naidoo, ha enviado un claro mensaje al presidente Obama, pidiéndole que o llama a sus delegados principales y les da “un mandato diferente para estas negociaciones, o les pide que regresen  a Washington, porque solo están ocupando espacio y están entorpeciendo las negociaciones”.

Territorio: