"El lujo es una playa virgen, no un hotel de cinco estrellas"

Redacción.
| 12.09.2011

algarrobico_greenpeaceUna gran pancarta en lo alto del hotel, un enorme grafiti abajo y una espectacular bola de demolición colgada sobre una grúa, son los tres mensajes que activistas de Greenpeace han dejado esta semana en el hotel ilegal El Algarrobico, en pleno Cabo de Gata (Almería) para exigir su demolición.

 

 

Lo militantes ecologistas tuvieron que soportar una manifestación de algunos vecinos del lugar que pedían que se terminara el hotel para conseguir empleo.

El Gobierno de España no parece tener mucha prisa en demoler este mamotreto de cemento de 21 pisos a 50 metros del mar, una mole que "daña a la vista".

Una docena de miembros del grupo ecologista se ha presentado en la sede de la Presidencia del Gobierno con una carta respaldada por 27.000 firmas para exigir la demolición del inmueble.

 

[Información e imagen extraídas de InSurGente.org]

Territorio: