El 9N moviliza en Cataluña a casi tantos votantes como en las pasadas elecciones europeas

Daniel L.
| 09.11.2014

El proceso participativo ha transcurrido, salvo algún altercado protagonizado por grupos de ultraderecha, de manera festiva y tranquila, en medio de la normalidad y de las largas colas para votar a la puerta de los colegios. El número de votantes a mediodía superaba ya el millón de personas, rondando los 2 millones ya a las 18 horas, según informó la vicepresidente del Govern, lo que supondría un 31,4% de participación en relación al censo. Esta no es la cifra definitiva de participación ya que los centros de votación cerraban a las ocho. Si lo comparamos con las pasadas elecciones europeas, vemos como a las 18 horas el porcentaje de participación se situaba en torno al 35,4% si bien se trataba de un censo más reducido en el que no votaban inmigrantes ni jóvenes desde los 16 años como en este proceso.

El proceso participativo era la alternativa con la que contaba el Gobierno de la Generalitat tras la anulación de la consulta por parte del Tribunal Constitucional. Ha sido la sociedad civil la que ha impulsado este referéndum simbólico. En este sentido hay que destacar como han sido más de 40.000 los voluntarios que se han ocupado de coordinar todo el procesomientras que el papel de la Generalitat ha sido el de dar respaldo y permitir la utilización de los colegios electorales.

Denuncias y cuestionamientos al proceso

El partido neolerrouxista UPyD además de la formación política ultraderechista Plataforma per Catalunya, dos fuerzas políticas extraparlamentaria en Cataluña, han interpuesto denuncias en la mañana del 9 de noviembre en un juzgado de Barcelona contra Artur Mas, en la que solicitaban su detención así como el “desalojo y cierre” de los centros de votación “con el uso proporcionado de la fuerza si fuera menester en caso de resistencia” y la detención de todos los autores y cooperadores de esta consulta. Aunque el juez ha admitido a trámite la denuncia, ha considerado que las medidas exigidas por estos partidos “no guardan proporcionalidad”. 

El ministro de Justicia del ejecutivo Español, Rafael Catalá, habla de falta de “validez democrática” del proceso y lo califica de “acto de propaganda inútil y estéril”. Así mismo ha asegurado que la Fiscalía recaba datos acerca de la responsabilidad penal que pudiera existir.

[Imagen extraída de La Directa]