Más de 710 personas han sido realojadas ya en todo el Estado por la Obra Social de la PAH

María Rado
| 09.01.2014

Obra SocialEn noviembre de 2010, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca ponía en marcha una nueva campaña, la Obra Social, con la intención de expropiar a las entidades financieras las miles de viviendas vacías fruto de las ejecuciones hipotecarias. Ya ha conseguido realojar a 712 personas.

En su empeño por hacer del derecho a una viviendo digna algo más que un artículo en tres textos legales (Constitución Española, Declaración Universal de los Derechos Humanos y Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales) la PAH lanzó su Obra Social con tres objetivos básicos: “recuperar la función social de una vivienda vacía  para garantizar que la familia no quede en la calle, agudizar la presión sobre las entidades financieras para que acepten la dación en pago y forzar a las administraciones públicas a que adopten de una vez por todas las medidas necesarias para garantizar el derecho a una vivienda.”

La PAH ha dedicado mucho esfuerzo a acabar con una ley hipotecaria que considera injusta y a la que se ha atacado desde muchos frentes: negociando con las propias entidades financieras, acudiendo a los tribunales, redactando una Iniciativa Legislativa Popular a favor de la dación en pago firmada por casi un millón y medio de personas o instando a los Ayuntamientos para que defiendan los intereses de sus ciudadanos y no del capital. Sin embargo, y pese a haber cosechado enormes logros a pequeña escala, todo ese esfuerzo ha chocado contra el muro construido por las Administraciones y el sector financiero.

Sin embargo, la PAH no se ha dado por vencida y ha declarado que “ni las multas, ni las sanciones administrativas, ni el intento de criminalización del movimiento, ni las fechas abiertas emitidas por algunos jueces con el objetivo de impedir las concentraciones, ni las actuaciones policiales que a traición se presentan horas antes de la establecida por el juez para hacer efectivo el desahucio, lograrán detener el movimiento ni acallar nuestras voces”. De esta voluntad por defender el derecho básico a la vivienda nació la Obra Social que a día de hoy ha realojado a 712 personas.

La Manuela (Madrid), último logro

La última acción de esta campaña tuvo lugar el pasado 5 de enero en Madrid, donde se recuperó el décimoquinto edificio desde que la Obra Social empezó su andadura. El inmueble, que ha sido bautizado como La Manuela (en honor a Manuela Malasaña, barrio en el que se ubica) es propiedad de CaixaBank y permanecía vacío desde 2009.

Territorio: