Esta vez hay que atacar las raíces para que caigan los de arriba

Diegu S. G.
| 19.01.2013

Asi_funciona_espaaUna nueva ola de indignación recorre el Reino de España, desde que Suiza destapara que el ex-tesorero del PP Luis Bárcenas llegó a tener 22 millones de euros en una cuenta bancaria, que luego traspasó a raíz de la imputación en el ‘caso Gürtel’. Además, posteriormente se benefició de la amnistía fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy para blanquear 10 millones de euros. Y por si esto fuera poco, El Mundo ha publicado que Bárcenas pagó sobresueldos en negro durante años a parte de la cúpula del Partido, hasta que Rajoy ordenó detener esa misma práctica que, paradójicamente, llevan tiempo negando tener en conocimiento.

El primer indignado ha resultado ser, por supuesto, el defraudador a Hacienda y Presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria. Nacho, que donde dijo digo dice Diego, se siente ahora "avergonzado", pero en tercera persona y como "servidor público" que es, de aquellos que "abusan de su cargo". Ya no se acuerda de cuando se declaró totalmente convencido de la inocencia de Bárcenas, lamentó “las falsas imputaciones” de las que había “sido objeto” y le ensalzó como el mayor “defensor de los intereses de Cantabria” en el Senado.

Por supuesto, aún más indignados han escenificado estar los dirigentes del resto de partidos del Régimen, que han recordado a Diego su defensa a ultranza de Bárcenas, el hecho de que éste ejerciera de “paracaidista” representando una tierra que no conoce siquiera de pisarla en vacaciones, así como los réditos que su partido y partidarios han obtenido de las labores fraudulentas del ex-Senador onubense por Cantabria.

Claro, que estos ataques vienen de un tal Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE), que puede reprochar el paracaidismo porque fue diputado por Cantabria hasta 2008 y todavía se refería al territorio como “Provincia de Santander” en su última y estrepitosa campaña electoral; de un tal Miguel Ángel Revilla (PRC) recordman mundial de sentencias judiciales contrarias a su política urbanística y antisistema desde el IPhone desde que un 15 de Mayo perdiera el poder; y de un tal Jorge Crespo (IU) que afirmó que no había "ningún corrupto" en el Ayuntamiento de Castro Urdiales donde gobernaba con tránsfugas del PP y PRC su edil Salvador Hierro, imputado por el Caso Mioño, sino, en todo caso, “algún error”. Por no hablar de su compañero Gaspar Llamazares (IU también), que en las últimas elecciones vascas apoyó la candidatura de Javier Madrazo y su agencia de colocación. Pues vaya panorama de alternativas, estoy por abrazar el populismo lerrouxiano de UPyD, a la espera de que me presenten una mano de hierro que acabe con esto.

Y es que en esta comedia dramática en que ha devenido el régimen postfranquista, los partidos escenificaran posturas para las cuales están totalmente deslegitimados por haber incurrido en ellas igual que sus oponentes, convirtiendo realidades absolutamente denigrantes en un ir y venir de reproches y "tú más". El PP reprochaba a Felipe González sus casos de corrupción, el PSOE reprochaba a José María Aznar su participación en la Guerra de Irak, el PP reprochaba a Zapatero su incoherencia en la Guerra de Afganistán, y ahora el PSOE reprocha a Rajoy sus casos de corrupción. Y se cierra el círculo. Y así nunca se alza una voz honesta y legitimada o, cuando se cuela a través de un golpe de efecto, es demonizada mediáticamente. Y los ciudadanos la toman con unos y se echan en brazos de los otros, según toque. Y sigue girando la rueda de un Régimen turnista como no lo habría ideado ni el propio Cánovas.

Aunque la tentación sea enorme por el hedor que desprende el PP, esta vez no debiéramos caer en la trampa de personalizar la indignación en una de las marcas del Régimen. Esta vez hay que atacar la raíz de un sistema socio-político que está completamente podrido, para que caigan los de arriba, los grandes capitalistas que manejan esas siglas políticas, los medios de comunicación, el poder judicial, el dinero y la violencia, a su antojo y conveniencia.

Por eso necesitamos de una vez una alternativa construida por y para todas aquellas personas que vamos a ir adquiriendo conciencia de que esto no es democracia, que no se hace justicia y que no tenemos libertad. Y que si queremos algo de eso, vamos a tener que pelearlo.

{jcomments on}

Territorio: 

Comentarios

"Los que hacen las

+1
0
-1
"Los que hacen las revoluciones en el mundo, los que quieren hacer el bien, solo deben dormir en la tumba", . Saint-Just

Lo radical no quita de atacar

+1
0
-1
Lo radical no quita de atacar al PP por el camino: ahora dice Rajoy que Bárcenas no está en el PP (pero sí con despacho en su sede) "porque el partido actuó". No se puede mentir más descaradamente:

http://www.20minutos.es/noticia/1704702/0/Rajoy-Cospedal/firmes-defensores/Barcenas/