Valoración sobre la oferta de empleo público temporal del Ayuntamiento de Torrelavega

Sindicato Unitario de Cantabria
| 05.03.2014

Crear empleo es una necesidad en la ciudad de Torrelavega. Del trabajo depende la vida de las personas, y son, por desgracia, cerca de 7000  las que carecen del mismo en Torrelavega.

El Sindicato Unitario de Cantabria asistió el día 10 de Enero a la convocatoria realizada por la nueva corporación municipal de Torrelavega (PSOE-PRC) a los distintos sindicatos con presencia en la ciudad, con el fin de escuchar las propuestas y líneas de actuación de la nueva corporación ante la situación de emergencia laboral, social y económica por la que atraviesa la ciudad y su comarca.
En dicha reunión todos los presentes en la misma, sindicatos y corporación, coincidimos sobre la necesidad de priorizar la creación de empleo público dentro de las actuaciones de urgencia de la nueva corporación municipal.

El 19 de Febrero, desde el Ayuntamiento de Torrelavega se anuncia la convocatoria de 104 plazas  de empleo público dentro de una iniciativa cofinanciada por el Gobierno de Cantabria, el Fondo Social Europeo y el propio Ayuntamiento de Torrelavega. La noticia en sí, a primera vista, resulta positiva. 104 empleos públicos temporales son 104 personas que tendrán acceso a un puesto de trabajo en Torrelavega, abandonando temporalmente las listas del desempleo. Sin embargo, si ahondamos en el fondo de la convocatoria, desde el Sindicato Unitario de Cantabria no podemos más que mostrar nuestra crítica y desacuerdo ante una oferta de empleo que favorece y potencia la precariedad laboral entre los trabajadores del Ayuntamiento de Torrelavega.

El empleo es necesario pero de calidad y estable, no precario. Qué los trabajadores y trabajadoras contratados temporalmente a través de esta iniciativa trabajen por un sueldo menor al de sus compañeros en el ayuntamiento, desempeñando las mismas tareas, atenta contra la igualdad de las personas en el puesto de trabajo, y ante este hecho, un sindicato como el nuestro no puede más que mostrar su desaprobación.

Si a esto le añadimos que los seleccionados para cubrir la oferta de empleo no generarán durante el tiempo de trabajo derecho a prestación por desempleo alguno, volvemos a encontrarnos ante una oferta de empleo público que potencia la precariedad laboral, todo ello amparado y bendecido por la mayoría sindical presente en el Ayuntamiento de Torrelavega.

Son muchas las personas desesperadas por encontrar un empleo, pero no por eso, desde las administraciones públicas y desde los sindicatos con presencia en el Ayuntamiento de Torrelavega, se debe de favorecer y alentar un empleo precario e inestable aprovechándose de esa necesidad. No todo vale, y menos cuando hablamos de la administración local, que tiene que velar por nuestros derechos e intereses como ciudadanos.